10 de marzo de 2014

Do more of what makes you happy (and do it often).

¿Alguna vez os han hecho sentir poco validos?, ¿inútiles?, ¿que erais menos que el resto? Por desgracia apuesto a que la respuesta es sí.

Hace un año yo también me sentía así. Me habían echado de un trabajo que me encantaba y nada tenía que ver conmigo la situación. No obstante, me llevó algún tiempo entenderlo y hasta ese momento realmente estuve muy mal.

Life is way too short to spend another day at war with yourself.

Comparto esto hoy con vosotros porque hace un par de días vi como una amiga corría la misma suerte que yo. Y os aseguro que es una persona trabajadora, entusiasta y preciosa, de las que casi ya no quedan. Así que me vuelvo a plantear cuales son las bases de trabajo en este país. Y ademas ahora que ha pasado un año tengo una perspectiva completamente distinta.

Durante este tiempo he pasado algún aprieto económico, nada grave, pero también es verdad que he tenido la suerte de poder encontrar tiempo para mi, pensar a qué me quiero dedicar realmente y hasta he creado mi propia agencia de comunicación con mis increíbles socias. Y paralelo a todo esto, he recuperado la salud. Porque el trabajo que tenia me encantaba, pero era realmente agotador y estresante. Si vuestro trabajo os quita el sueño, no es vuestro trabajo ideal. Abandonad, vuestra salud os lo agradecerá.

Doubts kills more dreams than failure ever will.

En este tiempo también he tenido la oportunidad de pensar en mi familia y he recordado unas palabras que me dijo mi abuela siendo yo muy muy pequeña y que realmente no entendí hasta hace bien poco. Ademas, las podemos relacionar con el reciente día de la mujer trabajadora. Mi abuela no tuvo esa posibilidad por la época que le tocó vivir pero el pensamiento que compartió conmigo refleja claramente que le hubiera encantado:

"Si hubiera tenido oportunidad, hubiera dedicado mi vida a trabajar dos años de cada cosa. Así hubiera podido aprender todos los oficios. Y lo hubiera hecho viajando alrededor del mundo."

Increíble, ¿verdad? Así que no os agobiéis. No penséis en qué será de vosotros, en el sueldo, en conseguir una buena posición. Pensad solo en DISFRUTAR. Porque cuando trabajas de aquello que te gusta, te apetece más trabajar. Y si podéis viajar alrededor del mundo, mejor que mejor. La situación económica que estamos viviendo nos lleva a tener un currículo con saltos laborales importantes con menos de 30 años. Plantearos esto como una ventaja y no como un retroceso. Aquí no hay generación perdida, hay una generación adaptada, capaz y preparada.

The less you care, the happier you will be.

Go for it! Por supuesto, podemos.
/